top of page

Consejo de economía nacional


Fuente: La Mañana

El día de ayer fue un día histórico en el que se sembraron los cimientos de lo que puede significar un verdadero pacto nacional. El encuentro entre los integrantes de Un solo Uruguay (USU) que nuclea al sector productivo, y Cabildo Abierto -que fue hasta el momento el único partido político que realizó una respuesta al documento presentado por este movimiento en el parlamento titulado “Una patria para todos”- marca no sólo un camino a seguir sino un cambio en la manera de hacer política en este país. No desde la competencia sino desde los consensos. Además, USU expresó su posición a favor de la iniciativa de Cabildo Abierto para la recolección de firmas por una “Deuda justa”, medida que considera va en consonancia con los principales puntos que este movimiento estima imprescindibles a tratar si se quiere realizar un cambio real en el Uruguay.

En aquella instancia parlamentaria de mediados de julio, USU planteó un “razonado diagnóstico” sobre varias áreas de la realidad nacional, especialmente sobre los aspectos productivos, económicos y financieros. En ese sentido la propuesta convocaba a un Gran Acuerdo Nacional en el que estuvieran presentes todos los partidos políticos.

La respuesta de Cabildo Abierto expuso los principales aspectos en los que esta fuerza política coincide con USU, como por ejemplo, el problema que pueden generar para Uruguay las posibles “trabas no arancelarias” e impuestos internacionales vinculados a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que afectan directamente a la producción ganadera y a la exportación de alimentos naturales. También hizo referencia al tema energético, en el que nuestro país debe diseñar una estrategia nacional que vaya en línea con nuestros intereses, y que no se deje llevar por la reciente ola de la narrativa del Pacto verde de la Unión Europea. Además, se hizo mención al equilibrio fiscal, y a la importancia de generar nuevos ámbitos de diálogo y negociación como pudiera ser un Consejo de Economía Nacional.

Al respecto el senador Guido Manini Ríos expresó: “La gran tarea del sistema político es levantar las luces y ver lejos. Hemos propuesto en una ronda por todos los políticos el año pasado, el establecimiento de una mesa de diálogo para tratar los grandes temas nacionales y hemos tenido el silencio como respuesta. Hemos propuesto instalar de una vez por todas como decía nuestro documento el Consejo de la Economía Nacional previsto en la Constitución de la República desde el año 34. El silencio como respuesta. Es hora de terminar con tanto silencio. Es hora de encarar las cosas en serio. Está en juego el futuro del país. Ese es el espíritu que nos anima, y en ese espíritu estamos en total sintonía con lo que está planteando hoy Un Solo Uruguay”.

Hay que recordar que desde que renació este medio en el año 2019 de la mano de Hugo Manini Ríos la idea de convocar a un Consejo de Economía Nacional estuvo presente en incontables editoriales, y como ya fue explicado en otras ocasiones, no solo es una idea ya prevista en nuestro sistema legal, sino que además cuenta con algunos antecedentes que vale tener en cuenta.

El primero de ellos fue la Concertación Nacional Programática (Conapro) que actuó entre setiembre de 1984 y febrero de 1985. Estaba integrada por representantes de los principales partidos políticos (Partido Colorado, Partido Nacional, Frente Amplio y Unión Cívica), delegados de organizaciones sociales, gremiales empresariales y, organizaciones vinculadas a la actividad rural cuyo fin, fue el de lograr acuerdos económicos y sociales con el objetivo de consolidar no solo el proceso de transición hacia la democracia sino más bien de hallar soluciones estructurales a la crisis del año 82. También, participaron cooperativistas y defensores de los derechos humanos, representantes de la ciencia y la cultura, organizaciones de mujeres, entre otros.

Otro antecedente fue la Concertación para el Crecimiento del año 2002 que fue a una de las movilizaciones más grandes de la historia del país, en la que alrededor de 100.000 personas marcharon hasta el Obelisco para escuchar una proclama elaborada en acuerdo por gremiales agropecuarias, representantes de medianas y pequeñas empresas y sindicatos, exigiendo cambios en el modelo económico.

Por lo que consideramos, desde este medio, que lo sucedido en el día de ayer puede constituir el primer mojón que determine una transformación en la manera de hacer política, en la que primen ciertos objetivos que transciendan a los partidos políticos y a los gobiernos de turno.

En definitiva, la respuesta del líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos evidencia no solo una profunda sensibilidad a los problemas estructurales y humanos de este país, sino también muestra los rasgos de un verdadero estadista, en la que priman los acuerdos por encima de las diferencias.

0 visualizaciones0 comentarios
Publicar: Blog2_Post
bottom of page