top of page

Manini y el proyecto Deuda Justa: “La estrategia de los demás partidos es clara: el silencio total”

Fuente: La Mañana

El líder de Cabildo Abierto, senador Guido Manini Ríos, se encuentra recorriendo el país en el marco de la campaña Contra la Usura y por una Deuda Justa en la cual se busca tomar contacto con la gente en encuentros denominados “Cara a cara”

Habiendo completado diecisiete departamentos del interior de nuestro país donde solo quedan Canelones y Montevideo, los cuales serán visitados antes de fin de año, Manini Ríos explicó a La Mañana que con esta gira se busca esclarecer e informar a los vecinos y a la prensa local sobre el proyecto de reforma constitucional que se está impulsando.

Consultado sobre cuáles son las principales preocupaciones que le acerca la gente con respecto a este tema, el senador señaló que en algunos lugares todavía hay cierto desconocimiento sobre la iniciativa, ya que no ha sido publicitada masivamente, “como pueden hacer otras campañas de otros temas, donde sí hay recursos para estar presentes en los medios de comunicación y hacer una publicidad masiva. Acá no existen esos recursos, por lo tanto, es más bien un boca a boca y llegar a los medios de comunicaciones de cada localidad”. A esto acotó que “la gente en general percibe que esta es una oportunidad única. Por primera vez en la historia del país, los uruguayos pueden cambiar una situación de abuso y de exceso de parte de los acreedores, que durante muchísimo tiempo les han impuesto condiciones muy duras a los deudores. Han generado esta situación en la cual prácticamente medio Uruguay está con un serio problema del pago de sus obligaciones”.

Se debe recordar que hay un millón de uruguayos en el Clearing y, además, “miles y miles de uruguayos que para no caer en el Clearing hacen tremendos esfuerzos, que implican pedir nuevos préstamos, pagar intereses excesivos y ajustarse a las condiciones que ponen los acreedores”.

El líder de Cabildo Abierto manifestó que han remarcado “en estas recorridas, tanto en la prensa, como a la gente directamente, que todo esto se origina en una clara violación a la Constitución de la República, que en su Artículo 52 dice claramente que se prohíbe la usura en todo el territorio nacional, pero no la define. Y de eso se agarran muchos que justifican esta situación, diciendo que la usura no está definida en la Constitución, pero basta ir a un diccionario para darse cuenta de qué significa usura. Los constituyentes seguramente emplearon un término cuyo significado conocían”.

Sobre el significado, Manini Ríos aclaró que usura es cobrar intereses excesivos por un préstamo. En Uruguay se cobran intereses de tres dígitos cuando la inflación es desde hace varios años de un dígito. El senador también aclaro que la propuesta de Cabildo Abierto tiene dos partes, que implican la solución a dos problemas que están relacionados.

Por un lado se enfrenta el tema de la usura. Se establece que una ley con mayorías especiales de dos tercios en ambas cámaras deberá establecer cuáles son los límites de las tasas de interés que se pueden cobrar. Hoy eso lo hace el Banco Central de común acuerdo con la banca privada. La ley actual, que establece que la fijación de las tasas de interés la realice el BCU basándose en las tasas promedio que le envían los bancos y las financieras, se aprobó por unanimidad en 2007, tras una propuesta del Frente Amplio. También se señala en la iniciativa constitucional que mientras no se dicte esa ley, se dispone, como disposición transitoria, un máximo de interés a cobrar por todo concepto de treinta por ciento más la inflación. En este caso, y tomando la inflación actual, la tasa máxima sería de 35 por ciento, contra valores de más de cien por ciento que cobran algunas financieras en la actualidad.

Por otro lado, el proyecto de plebiscito también hace referencia a la reestructura de las deudas, basándose en el concepto de Deuda Justa. Esto es, la deuda original llevada a Unidades Indexadas, a lo que se le suma cuatro por ciento de interés anual, menos lo ya pagado por el deudor. Este cuatro por ciento es lo que los asesores de Cabildo Abierto estimaron como suficiente para cubrir los costos del acreedor. De aprobarse el plebiscito, cualquier deudor podrá presentarse ante su acreedor y reclamar que le reestructure la deuda con base en ese criterio.


“Silencio total”

Consultado Manini Ríos sobre qué podría suceder con el resto de los partidos políticos una vez que se llegue a las firmas, señala que “la estrategia de los demás partidos es clara: el silencio total. No se habla de esto en los medios. Si no vamos nosotros a recorrer todo el país, a cada rinconcito, esto pasa a ser totalmente desapercibido por la gente. Y también por esta iniciativa se están levantando proyectos de ley, que nunca se habían considerado, como uno en Diputados que baja en algo los intereses que cobran los prestamistas. Pero no deja de ser usura a nuestro entender. Se promociona como un proyecto que trata la usura y la gente desprevenida piensa que el tema ya se está tratando y entonces se pregunta para qué ir a firmar o ir a plebiscito”.

También el líder de Cabildo Abierto indicó que ahora “apareció el senador Charles Carrera hablando de que el Frente Amplio tiene un proyecto de reestructura de la deuda, que es mucho mejor que el de Cabildo Abierto. La estrategia es tratar de desestimular la firma para este plebiscito mediante el anuncio de leyes que van a solucionar el tema, aunque de forma muy acotada y que tampoco sabemos si se terminarán aprobando. Y quizás si se aprueban se terminan vetando. Por lo tanto, nada le da garantía a la ciudadanía que establecer estas disposiciones transitorias en la Constitución”.

Cuando se lo consulta por qué todos los partidos tienen esta actitud de ignorar este tipo de temas, sostiene que su percepción es que están “de cierta forma presionados por los fuertes intereses que se mueven detrás de este negocio del dinero. En algunos casos porque tienen sus contactos con las financieras y en otros no quieren enfrentarse con un poder económico muy fuerte, que eventualmente puede ser un aportante en la campaña política. Hay gente que no se quiere meter con este poder. Cuando se votó en comisión nuestro proyecto de reestructura de deudas, al llegar al plenario, todos los votos estuvieron en contra. Habría que preguntar qué pasó en esos días para que cambiara el pensamiento de algunos legisladores y su manera de votar”.

Para Manini Ríos los partidos políticos “se dan cuenta de que sus votantes, su soporte electoral, están tan afectados por el tema del endeudamiento como los nuestros. Entonces las actitudes ya en algunos casos son un poco ambivalentes. Aparece algún diputado de otro partido que se suma a la campaña de recolección de firmas, otro que dice públicamente que está muy preocupado con el tema. Empiezan a ver ese tipo de situaciones para no quedar totalmente enfrentados a lo que son sus propios votantes. La percepción que tengo es que, una vez que las firmas estén, muchos de los que hoy están en silencio, y en definitiva contra de la iniciativa, van a cambiar la actitud y van a ‘subirse al carro’, como se dice vulgarmente, porque no van a querer perder pie electoral con este tema”.

2 visualizaciones0 comentarios
Publicar: Blog2_Post
bottom of page